LaMarinaAlta.com
Buscador

Luisina Daives, Psicóloga de Amadem: «No podemos olvidar el gran impacto psicológico de la pandemia»

18 de mayo de 2021 - 13:42

Libertad responsable

Se ha acabado el estado de alarma, y todos sabemos perfectamente que la COVID-19, ha generado muchísimo sufrimiento en nuestra sociedad. Un sufrimiento colectivo, que es la suma de muchos sufrimientos individuales. En un momento en el que hay iniciativas, reformas, planes, todos muy necesarios para intentar rebajar el impacto económico de la crisis, no podemos olvidar el gran impacto psicológico de la pandemia: el terremoto que causa en nuestro bienestar, en nuestros equilibrios, en nuestras relaciones personales y familiares.

Antes de la aparición del virus, la salud mental ya era una de las áreas más desatendidas en la salud pública de España. Las cifras globales son terribles: cerca de 1.000 millones de personas viven con un trastorno mental; 3 millones de personas mueren cada año por el consumo problemático de alcohol, y una persona se suicida cada 40 segundos.

A esto hay que sumarle los efectos de la pandemia: el miedo, la preocupación y el estrés, las reacciones normales cuando nos enfrentamos a lo incierto, lo desconocido, a los problemas de aislamiento, desempleo, enfermedad y muerte. Según un estudio del Consejo General de la Psicología de España, más de 10 millones de españoles pueden correr el riesgo de sufrir problemas psicológicos derivados de la pandemia. Y no hay duda tampoco de que, las repercusiones psicológicas se harán más evidentes en los próximos meses y años.

Es imprescindible que veamos con claridad esta situación, que se invierta decididamente en soluciones para mejorar nuestra salud mental, pero no menos importante es nuestra conciencia y nuestro deber cívico, como seres humanos. Será determinante nuestra actitud estas próximas semanas, donde más allá de los “permisos, aforos, toque de queda, etc.…” mantengamos una conducta responsable, solidaria, adulta y comprometida; ya no solo con los cientos de personas que siguen afectadas por esta pandemia sino por cada uno y nuestras familias más cercanas.

Recordemos que “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Es un derecho de todos, y claro que es responsabilidad de nuestros gobernantes garantizar que, el Sistema Nacional de Salud cuente con los recursos adecuados para dar respuesta a los retos actuales y a los del futuro, pero la libertad individual ayudara a que mantengamos esta Salud o la continuemos perdiendo. Aprendamos de nuestros errores.

La recuperación económica tiene que ir acompañada de la recuperación anímica y empática; cuidemos de nuestros órganos vitales, también de nuestros trabajos, pero no nos olvidemos de nuestro mundo emocional y de nuestra alma.

Luisina Daives. Psicóloga de Amadem

Deja un comentario

    4.791
    1.388