La Marjal de Pego-Oliva: De casi convertirse en Disneyland a recuperar la variedad histórica del arroz Bombón La Marjal de Pego-Oliva: De casi convertirse en Disneyland a recuperar la variedad histórica del arroz Bombón
LaMarinaAlta.com
Buscador

La Marjal de Pego-Oliva: De casi convertirse en Disneyland a recuperar la variedad histórica del arroz Bombón

05 de junio de 2021 - 11:31

Una riqueza natural inigualable, una variedad de arroz única, un entorno privilegiado… ¿Os suena? Hablamos de la Marjal de Pego-Oliva, del arroz bombón y del interior de la Marina Alta.

El arroz bombón: una variedad nacida en Pego

Recorremos este paraíso comarcal, junto a Vicent y Paula Dominguis, gerentes de Pego Natura, una empresa familiar en la que venden directamente al consumidor los productos que cultivan en la zona. “En la Marjal nos hemos juntado pequeños propietarios para hacer parcelas más grandes puesto que el cultivo está muy mecanizado”. En total, 'els pegolins’ cultivan unas 90 hectáreas, un terreno bastante considerable en el que se produce el arroz bomba y, la joya de la corona, el arroz bombón.

A la mayoría le sonará el mundialmente conocido arroz valenciano bomba, pero, ¿qué es el arroz bombón? Esta variedad histórica de Pego, nació aquí y tras más de 50 años sin cultivarse, ha vuelto -seguro para quedarse- en la Marjal.

“El Bombón nace en Pego y tuvo su fama en los años 30 y 40. En esa época Pego tenía una buena industria arrocera pero el cultivo entró en decadencia en los años 70 y al ser el único lugar donde se cultivaba, se perdió”.

Esta variedad de arroz es el orgullo dels ‘pegolins’. “Es una variedad interesante porque tiene mucha calidad, nos diferencia de otras zonas, a los grandes chefs les gusta mucho y, además, como es autóctona, se adapta muy bien a nuestro terreno”.

Años 70: Decadencia y Walt Disney

La Marjal goza de una de sus mejores épocas. Desde que en 1994 la Generalitat declaró la zona Parque Natural, la Marjal está en pleno auge y recuperación. Pero hubo años complicados como nos comenta el ingeniero agrícola, Vicent Dominguis, “en los años 70 se abandonó la Marjal y eso nos hizo mucho daño porque fueron más de 20 años sin cultivar”. Y, ¿por qué se abandonó? “Vino la época del ‘boom’ en la construcción y en el sector turístico donde se ganaba mucho más dinero que cultivando arroz”.

En esos años de decadencia, allá por 1985, la Marjal de Pego-Oliva estuvo a punto de desaparecer definitivamente. Hace más de 25 años, tocaron a la puerta dels 'pegolins’ los técnicos de Walt Disney Productions, Billy Gair y Wing Chao.

Pego era una de las zonas mediterráneas que la productora Walt Disney barajaba para crear su nuevo parque de atracciones. De hecho, para los directivos, este municipio de la Marina Alta era la zona preferida en el territorio español porque compartía muchas semejanzas con las otras ubicaciones donde había parques temáticos Disney.

Por aquel entonces, como decimos, todavía no se había declarado Parque Natural. Aquella decisión podría haber tenido un impacto enorme en el medio ambiente y en la riqueza de vegetación y animales de la zona, de hecho hoy forma parte de la ruta de gran parte de las aves que van de Europa occidental hacia África.

Finalmente, se decidió que el primer Eurodisney se ubicaría a 30 kilómetros de París, y diez años después la Marjal quedó totalmente protegida de cualquier especulación inmobiliaria.

El agua del riego nace aquí, en el río Bullent

Pero, sigamos en la Marjal. ¿Qué tiene de especial y diferente la Marjal y sus arroces? Por un lado, la tierra como ves es muy oscura y eso es porque tiene mucha materia orgánica y naturalmente es muy fértil”, explica Vicent. “Y luego, está la calidad de las aguas, regamos con aguas que nacen aquí en el río Bullent. Estas aguas se infiltran de los valles del interior, donde hay pocos habitantes, hay poca contaminación y eso se traduce en este producto”.

Los productores de arroz de la Marjal han realizado recientemente un estudio sobre el grano bomba y bombón en la Universidad Miguel Hernández de Elx. “El resultado ha sido espectacular”, nos comentan los hermanos Dominguis. “Se ha demostrado que el agua que utilizamos es muy limpia y teniendo en cuenta que el arroz absorbe todo lo que lleva el agua, eso nos hace diferenciarnos como zona de producción de arroz”.

Atrás quedan los malos años. Ahora la Marjal de Pego-Oiva se recupera, gracias en gran parte a ‘pegolins’ como Vicent y Paula que se dedican a recuperar su historia y tradición, y a hacer sostenible y viable la producción de este arroz que no pretende competir con el de la Albufera, sino que quiere seguir haciéndose hueco como un producto diferente y único.

“Esta zona es un lujo, el río nace aquí y ‘els pegolins’ tenemos que saber vender nuestro mayor patrimonio”, así nos despiden los gerentes de Pego Natura, asegurándonos que, pese a que no saben qué pasará en los próximos años, "ahora estamos cultivando mucho y, claro que lucharemos para que nuestra Marjal tenga mucho futuro".

Deja un comentario

    5.430
    1.513